Protégete en la Web

1 Introducción

El Internet de las cosas y los Datos Masivos

La tecnología se ha convertido en una realidad ubicua que nos acompaña desde que nos despertamos hasta que termina el día. Poco a poco, el internet de las cosas y los wearables se van convirtiendo en objetos familiares que nos ayudan a realizar millones de tareas al tiempo que nos mantienen conectados, “en la red”. Como contrapartida, nos piden pagar un precio: recogen nuestra información, que pasa a engrosar los datos masivos o big data que posteriormente ayudan en la toma de decisiones de diversos ámbitos (comerciales, promocionales, de salud, seguridad, etc.).

En el contexto de la seguridad de Internet se entiende por dato cualquier información que sirva para identificar o hacer identificable a un usuario determinado. Cuando los usuarios son menores de edad, la difusión de determinados datos personales puede ponerles en riesgo. Este comportamiento, ajeno a las normas de conducta que han de observarse en Internet e irrespetuoso con la privacidad de los usuarios, suponen serias infracciones que pueden llevar a la imposición de graves sanciones a quienes los cometen. Los datos masivos hacen referencia al enorme volumen de datos que se genera a velocidades cuasi-astronómicas desde diversas fuentes.


Para reflexionar:

En mayo de 2016, El Comercio de Perú publicaba un artículo en el que se comentaban las consecuencias que puede tener para los padres compartir fotos de sus hijos en internet. 

Puedes leerlo aquí:

http://elcomercio.pe/mundo/actualidad/tus-hijos-podrian-demandarte-subir-sus-fotos-facebook-noticia-1900281?utm_content=buffer8a620&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer