APRENDIZAJE FORMAL, NO FORMAL E INFORMAL

El papel de la escuela en los últimos años ha ido cambiando. La emergencia de los espacios no formales de aprendizaje, como extensión y alternativa a las formas tradicionales de enseñanza, ha reconfigurado de algún modo las formas de entender el aprendizaje de las personas. Este abordaje considera que las personas aprenden en múltiples contextos y diversas situaciones, por lo que se describen los diferentes tipos de contextos de aprendizaje, formal, no formal e informal. Así nos lo cuenta Rocío Belén en su artículo "Contextos de aprendizaje".

Después de pasar por los contextos de aprendizaje formales: escuela, universidad... o aquellas formaciones "formales" o regladas como son los cursos de formación, ya sean presenciales o en formato online el ser humano, hoy en día, tiene más contextos de aprendizajes, los no formales y los informales

El aprendizaje formal se refiere al aprendizaje que se lleva a cabo dentro de un proceso institucionalizado, secuencial y estandarizado, llevado a cabo desde las escuelas, institutos o universidades, atendiendo a unos objetivos didácticos, con una duración determinada y que concluye con un proceso de evaluación y certificación. El aprendizaje formal es intencional desde la perspectiva del aprendiz.

El aprendizaje no formal es el que se lleva a cabo en cualquier actividad educativa organizada y sistemática realizada fuera del sistema educativo reglado, y sin que haya una voluntad certificadora expresa. No obstante, tiene carácter estructurado. De nuevo, existe una intencionalidad por parte del aprendiz.

El tercer tipo de aprendizaje, que recibe el nombre de aprendizaje informal, es aquel que se adquiere en las actividades cotidianas relacionadas con el trabajo, la familia o el ocio. No es un aprendizaje estructurado (carece de objetivos didácticos, no tiene una duración determinada ni un soporte concreto), no se evalúa y, evidentemente, no conlleva ninguna certificación. Aunque el aprendizaje informal puede ser intencional en la mayoría de los casos el individuo no es consciente de que se está produciendo. Son aprendizajes que se producen de manera fortuita, inesperada,... aprendizajes que no responden a ningún tipo de planificación o diseño. En los aprendizajes informales encontramos al menos alguno de estos elementos reactivos: la resolución de un problema, los intereses personales o la interacción con los pares. Son aprendizajes, por tanto, muy vinculados a las necesidades e intereses del aprendiz.

"Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas,
de pronto, cambiaron todas las preguntas"

Frase de Mario Benedetti.

Licencia de la imagen: Dominio público. Pixbay.